Lunes, 10 Agosto 2020 01:33

Estrategia "EN LICEO DEL SUR, APRENDEMOS COLABORATIVAMENTE"

Escrito por

Ante la situación que se presenta en el país, por la que los alumnos no podrán dar inicio al ciclo escolar 2020-2021 de manera presencial, el colegiado, desarrollar la estrategia denominada “En Liceo del Sur, aprendemos colaborativamente”.

El desarrollo de esta estrategia considera en primer término, las propuestas adoptadas en el Pacto Internacional de Derechos Económicos Sociales y Culturales (1966) y por la ONU (1999) vigentes hasta el día de hoy, propuestas denominadas “Las 4 A” y que comprenden las  cuatro dimensiones tendientes a verificar el cumplimiento del derecho a la educación, (Tomasevevsky, s/f) [1]:

  1. Asequibilidad: asegurar la disponibilidad de una oferta educativa que cuente con las capacidades adecuadas (maestros y directivos, infraestructura y dotación adecuadas). 
  2. Accesibilidad: garantizar a todos y cada uno el acceso pertinente a una educación o educaciones sin discriminación de ningún tipo.
  3. Aceptabilidad: asegurar procesos y contenidos relevantes y de calidad, culturalmente apropiados, consecuentes con los derechos humanos.
  4. Adaptabilidad: que sea una educación capaz de adaptarse y evolucionar de acuerdo con las necesidades, intereses, capacidades de la sociedad y de cada individuo, con sentido para cada estudiante; que promueva la integración de estrategias por el principio de indivisibilidad de los derechos humanos.

Involucra en su implementación la participación activa de los tres actores primordiales que han de participar en todo proceso educativo[2], independientemente de la modalidad que se esté implementando, presencial o a distancia:

  1. Los niños, niñas o adolescentes, como titulares del derecho a la educación, con el deber social de educarse,
  2. Las familias ejerciendo su rol social de ser las primeras educadoras,
  3. Los educadores, a cargo de la implementación profesional de estrategias didácticas facilitadoras de la construcción de aprendizajes significativos.

A partir de los resultados obtenidos en el periodo anterior de aislamiento social en que Liceo del Sur implementó la estrategia denominada “Educación a distancia” y en los que se pudo obtener una participación efectiva de un 60 % del alumnado en las actividades implementadas, así como un porcentaje de padres que demandaron diversificar el uso de los medios electrónicos para el desarrollo de las actividades que, aunque no significativo sí digno de tomarse en cuenta para la implementación de esta estrategia de inicio de curso; se consideró pertinente frente al reto de lograr que la totalidad de los alumnos participen y alcancen los propósitos educativos planteados durante el periodo de diagnóstico, reforzamiento y desarrollo del ciclo escolar 2020-2021, implementar una estrategia que haga realidad un trabajo colaborativo entre  padres, educadores  y alumnos.   

En el entendido que toda estrategia educativa que pretenda alcanzar la calidad y enfrentar exitosamente los retos que el contexto actual en nuestro país nos presenta, implica la aceptación por parte de los involucrados de nuevos roles:

El alumno,  con la mediación  de la familia y los maestros, tendrá que replantearse y modificar su rol, potenciando su capacidad para el trabajo independiente y organizado, donde su papel debe ser activo en la búsqueda, localización, interpretación, comprensión e intercambio de la información, lo que le requerirá poner en juego habilidades intelectuales, físicas, emocionales y sociales indispensables como son la atención, comprensión del lenguaje, pensamiento lógico, creatividad, manejo del tiempo, uso de recursos tecnológicos, actitud positiva hacia el trabajo, y sobre todo el valor de la responsabilidad. Poniendo todo este potencial no sólo al servicio de su desarrollo personal, sino que habrá de incorporar a su desempeño, el participar en un trabajo colaborativo para la consecución de objetivos de aprendizaje comunes.

El papel de la familia como primera institución educadora, es estar vigilante, detectando con la colaboración de la escuela, cuáles de las habilidades, actitudes y valores señalados arriba, deben fortalecer en su(s) hijo(s) con la finalidad que puedan ser capaces de enfrentar con éxito este gran reto.

El papel de la escuela, como tercer agente educativo, se señala claramente en la normativa y es ser agentes facilitadores y mediadores profesionales, del logro de los distintos aprendizajes esperados señalados en los programas oficiales y aquellos otros que se consideren pertinentes para enfrentar con éxito las situaciones prioritarias a atender en el contexto en que las instituciones educativas se desenvuelven.

Las circunstancias actuales impelen a desarrollar un proceso educativo formal mediante un modelo híbrido que combine la educación a distancia y la presencial apoyado por las TAC (Tecnologías del Aprendizaje y el Conocimiento) con la finalidad de volverlo eficiente.     Es de esta forma que en nuestra estrategia “En Liceo del Sur, aprendemos significativamente” incorporamos sustancialmente elementos teórico-prácticos de la neuropedagogía[i]  así como de la propuesta didáctica denominada “Flipped Classroom” o “Clase invertida” [ii],  por ser ambas  congruentes con el objetivo institucional de lograr que los estudiantes se res­ponsabilicen y se involucren de forma activa en el proceso de enseñanza y aprendizaje, acompañados por docentes y padres de familia, haciendo realidad el aprendizaje colaborativo.

En la estrategia “En Liceo del Sur, aprendemos significativamente” el aprendizaje se inicia, una vez realizado el primer contacto social con los alumnos, una vez que los alum­nos acceden mediante recursos virtuales atractivos, al contenido correspondiente a determinada asignatura o asignaturas, mismos que son seleccionados por el docente quien considerará para ello las necesidades en cuanto al ritmo de aprendizaje y las formas que tienen y pueden mostrar sus conocimientos los alumnos.   En un segundo momento, los profesores se vuelven guías del aprendizaje, es decir durante las sesiones de clase, sean a distancia o presenciales, dedican su tiempo a interactuar empáticamente con los estudiantes, en un acompa­ñamiento oportuno, pertinente y evaluativo, en beneficio del aprendizaje de cada uno de ellos. Se involucran también los padres, dado que el material y actividades de aprendizaje pueden ser consultados por quienes así lo deseen, para orientarse y apoyar a sus hijos, recibiendo también apoyo de la escuela cuando sea necesario.

Nuestra estrategia se convierte así en una opción que permitirá realizar un enlace entre el uso de la tecnología y los procesos educativos que atiendan las reales necesidades de aprendizaje de la comunidad educativa, y es válida tanto en periodos de distanciamiento como en periodos presenciales, atendiendo así a la necesidad de desarrollar habilidades básicas para el aprendizaje individual que a la vez apoyen la adquisición y/o desarrollo de habilidades para el aprendizaje colaborativo.   

 

[1] Tomasevski, K. (s/f). Indicadores del Derecho a la Educación. Consultado el 30 de marzo desde: http://www.derechoshumanos.unlp.edu.ar/assets/files/documentos/indicadores-del-derecho-a-la-educacion.pdf

[2] México. DOF. 30/09/2019. Consultado el 27 de marzo del 2020 desde: https://www.dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5573858&fecha=30/09/2019

 

[i] En este campo emergente convergen especialidades como la neurociencia, la psicología, la ciencia cognitiva y la educación para mejorar los métodos de enseñanza y los programas escolares.

[ii] Término acuñado por Bergmann y Sams (2012). Las bases pedagógicas que sustentan la llamada “Clase invertida” son la taxonomía de Bloom, el cono de aprendizaje de Edgar Dale y el construc­tivismo social.

BIBLIOGRAFÍA.

Andrade, Ender.  Chacon, Edixon. (2017). Theoretical and procedural implications of flipped classroom. Consultado el 20 de julio del 2020 desde: https://revistas.cardenalcisneros.es/index.php/PULSO/article/view/306/270

Berenger Albaladejo, C. (2016). Acerca de la utilidad del aula invertida o flipped classroom. XIV Jornadas de Redes de Investigación en Docencia Universitaria.Departamento de Derecho Civil.Universidad de Alicante. Consultado el 23 de julio de 2020 desde: https://rua.ua.es/dspace/bitstream/10045/59358/1/XIV-Jornadas-Redes-ICE_108.pdf

Bergmann, J. & Sams, A. (2012). Flip Your Clas­sroom: Reach Every Student in Every Class Every Day. EE.UU.: International Society for Technolo­gy in Education.

Guillén, Jesús C. (2015). Neuroeducación en el aula: De la teoría a la práctica. Consultado el 28 de julio del 2020 desde: https://mestreacasa.gva.es/c/document_library/get_file?folderId=500012524885&name=DLFE-677300.pdf

Merla González, Elizabeth. Yánez Enciso, Georgina. (2016). El aula invertida como estrategia para la mejora del rendimiento académico. Revista Mexicana de Bachillerato a Distancia. (Vol.8.num.16,2016.) Consultado el 21 de julio, 2020 desde: http://revistas.unam.mx/index.php/rmbd/article/view/57108/50653

 

Visto 301 veces
Liceo del Sur

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Liceo del Sur A.C.

Somos una Institución reconocida por su alta calidad educativa. Sustentada en los principios de una educación humanista que propicia un desarrollo integral de alumnos y alumnas en sus ámbitos intelectual, emocional, social, ético y físico.